Blogia
Gustavo Prieto

Sueño

En una casa vieja hay dos patrones, dos señores mayores, se sientan en una esquina de una habitación, tienen armas que esconden, en la otra esquina hay una chica con un niño y un chico, todo tiene un carácter rural y pobre. Para que los chicos no vieran lo que iba a suceder yo hago una pantalla con unas mantas y sillas delante de ellos. Tengo la sensación que quieren matar al chico, la chica lo sabe.
Estoy viendo una supuesta película de Buñuel en la que hay una historia surrealista, es una plaza de toros con planos sutiles y un torero que se monta en un caballo y se desmonta marcha atrás. Discuten atrás de mí y mando callar. Hablo con alguien respecto a hacer un cortometraje con el titulo "los sueños de Buñuel", ella confirma alegremente lo acertado que he estado.
Estoy en una habitación vieja, hay un armario y un chico intenta quitar unos clavos que hay justo encima del armario y debajo de una percha de madera que esta apunto de caerse. Llega Isaac (jefe de informativos de TVE) observando la situación, señala la percha, la echaba de menos, luego dice que habría que hacer una reforma o algo, todo está muy viejo. Cuando se va, comento al chico que está en un patio grande que podríamos pintar y arreglar eso entre todos, pero que seguro que si se lo comentaba a los demás me iban a mandar a la mierda. El chico me da la razón, miramos a un lado del patio que hay unas escaleras que llevan a mi habitación, parece enorme, paredes blancas y con pintura que se cae. Pero hay más edificio que continúa a mi habitación pero nadie sabe que hay. Le digo al chico, con tensión que si alguien ha ido más allá de mi habitación. Le propongo ir por la noche. Se lo voy a comentar a una chica, me gusta y no se si parece que la quiero comentar eso o quiero ligar. Está tendiendo la ropa, disimulo cuando pasa una mujer que va a colgar unas sábanas, Onésimo (compañero de TVE) la corteja pero yo me oculta para que no me vea. Aparece unas mujeres que llevan una camilla de madera con una mujer muerta. Todas van de negro, una se queja porque odia los muertos, y huele mal. Otra, la que va primera tira de la camilla y manda callar. Es una tradición llevar al muerto a un sitio que desconozco. Van hacia mi habitación, yo me adelanto y antes de entrar, veo un hilo de telaraña, la pequeña araña se sube yo la sigo con la mirada y en el techo hay una araña del tamaño de mi cabeza, acojonado me caiga hacia atrás y al apoyarme con el brazo derecho pillo una tercera telaraña y esta vez la araña la tengo en el brazo.

(me despierto)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres