Blogia
Gustavo Prieto

Crónica de un sueño II

El puerto está cerca, la tripulación está agotada de tanto vaivén y el barco necesita reparaciones para el siguiente viaje.



Image hosted by Photobucket.com


Como todo buen viaje, esto ha cogido rumbo a tierra, aunque todavía falta un trecho para atracar el puerto. Prácticamente toda la tripulación espera con ansias el resultado, pero un servidor y el segundo capitán de abordo mantenemos unas discusiones de cómo finalizar esta aventura.


Image hosted by Photobucket.com
Secuencia 2


Podría ponerme abuelo cebolleta y recordar el primer boceto del guión, el que enseñé a mis amigos y tanto me criticaron (¿para qué están si no los amigos?), pero prefiero guardar esos recuerdos para mis memorias, las de un soñador que escribió cuatro frases juntas y las convirtió en una realidad en movimiento. Y es esta realidad la que merece la pena, cuando el barco empieza a partir con todos los marineros y arriamos velas viento a favor. Y puedo decir que han sido cuatro días de duro trabajo, aguante, idas y venidas, tomas uno, dos y tres, pero con una satisfacción que sólo los que lo vivimos podemos contarlo. Todos los nervios que tuve al principio de embarcarme se disiparon en cuanto soltamos cuerdas del puerto. Tras una hora de retraso, la cinta virgen se convertía poco a poco en un montón de imágenes en movimiento, con un color matinal que nos favoreció la toma y un tiempo envidiable. Hemos tenido mucha suerte en todos los exteriores, tanto con la temperatura como con la gente. Todavía en Valladolid ver a un grupo que actúa en la calle mientras les graban en video sorprende, y se quedan mirando con la boca abierta, en fin, es lo que pasa, que tenemos un gran festival de cine, pero apenas se hace cine, por no decir nada. Para eso estábamos nosotros, para romper estadísticas, y durante dos días grabamos en cuatro exteriores sin problemas.


Image hosted by Photobucket.com
Secuencia 7


Han sido cuatro días grandiosos, he disfrutado grabando, observando lo bien que han actuado y trabajado los actores, el gran trabajo que ha hecho Raúl, que se echó a las espaldas la dirección de fotografía como si nada, el esfuerzo de gente que venía de fuera de la ciudad; Jorge desde Palencia, que tuvo que dejarnos porque su coche dijo ¡basta!; Magdalena que venía de tierras medinenses con un único propósito: maquillar, pero que acabó con las manos en la masa, ¡Y qué masa! El aguante de los microfonistas con la pértiga: Julio, el amigo que todo ser necesita, Rubén, el hombre para todo. El omnipresente Juan que ha grabado varias horas de making of, sí, es con una F. Cristina que se vio involucrada entre tanto cables, decoraciones y bajar a mi perra para que no ladrase en momentos claves. Pero todo este desahogo que he tenido ha sido gracias a la buena voluntad de mis dos ayudantes de dirección; Eli y Juan Carlos. Dos personas opuestas, pero compatibles. Ella prefería mantenerse a un lado, dirigiendo a los actores, repasando el texto, sigilosa, sin querer aparecer en el álbum, y Juan, que también tuvo problemas de piso y coche, una odisea tuvo que pasar, era el hombre que nos despertaba a todos, no le faltó energía en ningún momento y para espabilarnos gritaba ¡Acción! en Do mayor. En definitiva, un gran grupo de trabajo que espera con ansias la recompensa de ver finalizado un proyecto que hemos hecho en común. Cada uno aportando su granito de arena, su sueño, y ahora toca ponerse a su altura con un resultado que satisfaga a todos, o al menos a la mayoría. Convirtiéndolo en un gran sueño


Image hosted by Photobucket.com
Secuencia 5


En esta etapa de post producción de sonido y composición de la música, que le toca a Paco Arribas, el niño que todos hemos criado durante el viaje está madurando, y como buen padre espero en la sala, fumando a dos manos y comiéndome las entrañas mientras se da el último, pero importante, paso. Este es el momento donde hay que ponerse las pilas y trabajar el marketing entre los amigos, familiares. Todo el mundo que se conozca debe estar dándonos calor el día del desembarque. No debe de faltar nadie, a todos tenemos que contar el viaje que emprendimos un día a bordo de un loco capitán que quería llegar a puerto con un niño, un proyecto. Un sueño de todos.


Image hosted by Photobucket.com
bon voyage!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gus -

Espero que durante este tiempo pueda relatar más sueños...

antía -

Estoy contenta de haber entrado en tu web. Espero ver pronto algún trabajo tuyo, aunque por el momento seguiremos en contacto por lo menos durante dos agostos más en esta cátedra de cine de valladolid.es hermoso hacer crónicas de los sueños. Desde luego es una imagen poética interesante...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres