Blogia
Gustavo Prieto

Crónica de un sueño III

Como todo sueño tiene un comienzo y un final, como los viajes, y el nuestro está a punto de acabar.
Image hosted by Photobucket.com
Praesentir


Según dicen los entendidos: todos los comienzos son difíciles. El problema es saber cuando acaban esos comienzos, porque son largos, incluso más largos que los seis meses de ausencia en el blog. El viaje fue corto, a tan solo doscientos kilómetros de mi tierra natal. Un viaje físico, no espiritual, pero el trayecto hasta acomodarse y establecerse una pequeña parcela entre tanto buscavidas ha costado más de un ardor de estómago. Ahora puedo respirar medianamente bien entre tanta contaminación, incluso puedo estirar los brazos y no tocar más de una enredadera suplicando jugar conmigo. Por eso estoy aquí, manteniendo el equilibrio por momentos y cuando sepa el final de estos comienzos difíciles en la capital haré una fiesta, cambiaré el look de este aburrido blog y me teñiré el pelo de color rojo, así, cuando me mire al espejo sabré que hasta los comienzos tienen un final.

Mientras espero a que esto ocurra, hablaré de un final, el de Praesentir. Este ha sido un final arduo, incluso ha habido momentos de angustia, sofocos y más de uno pensó que jamás vería la luz el bebé que vimos nacer allá por el verano del dos mil cinco. La postproducción de sonido se trabó, estancada en un valle sin rumbo, accidentes inoportunos y ajenos a nuestra voluntad. Tampoco puedo olvidar los inexplicables contratiempos de la meteorología que nos obstaculizó y prorrogó finalizar el maldito cortometraje, cual poder endemoniado. Y os puedo asegurar que la historia, en ningún momento, habla del señor de las tinieblas, ni siquiera tiene una doble lectura las palabras de la protagonista, aunque a veces lo parezca. Esta neblina diabólica no se ha quedado sobrevolando solo el cortometraje, ya que también ha afectado al making of, el otro cortometraje que rubrica el dvd. A fecha de hoy no hay nada montado gracias a la inestimable colaboración de quien inoportunamente quiso colaborar y a fecha de hoy no lo montó. A pesar de todo, seguimos en pie y el dvd, junto el making of, estará en vuestras manos más pronto que tarde.
Ahora es cuando la matan: La presentación del cortometraje. Espero que no se retrase tanto como el montaje, pero no depende de mí. Pronto sabremos la fecha y os avisaremos uno por uno para que nadie falte al esperado desembarque, el punto álgido de un proyecto, cuando el espectador se involucra, o no, en la historia que se sumerge por las pupilas. Ese día en el que todos nos reencontramos y miramos desde la distancia aquellos aciagos días de madrugones, tomas repetidas, idas y venidas... El sueño acabará en cuanto lo juzgue la gente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres