Blogia
Gustavo Prieto

Dentro de varios rodajes

Llevo tiempo sin ponerme «detrás de las cámaras» como realizador, en cambio sí lo he hecho para formar parte del equipo técnico de varios cortometrajes. A cada cual más singular, con presupuesto y sin el. Codeándome con famosos de la tele que llevan años en el medio y con gente tan amateur como uno mismo. De todos se aprenden, así que, ya que no iba a meterme en el berenjenal que es dirigir una pequeña película, decidí ver cómo trabajaban mis colegas. Sin lugar a dudas mucho más relajado.

Esteban Crespo

El primero fue «Lala» de Esteban Crespo. Se rodó hace unos cuantos meses, en octubre del año pasado para ser más concretos, y fueron cinco días de intenso trabajo, aunque un servidor solo pudo estar el fin de semana como ayudante... de todo. Ya se sabe cómo funciona esto. El proyecto ha sido subvencionado por varias comunidades y se estrenó en Cortogenia (cortogenia.es) a principios de año. De momento, y no es poco, ha ganado el primer premio de Medina del Campo.

La historia, protagonizada por Gustavo Salmerón, está dosificada con un sutil humor negro, al estilo Berlanga, y trascurre durante el entierro de la abuela en un pueblo donde el cotilleo está a la orden del día, como no podía ser de otra manera.

Cartel de "A través del Ocaso"

Empezó llamándose «Ocaso» para terminar titulándose «A través del ocaso». Sea como sea el nombre con el que le hayan bautizado, el cortometraje dirigido por un prolífico Javier Yañez, guionista, director y postproductor, fue mi primera incursión como operador de cámara en el cine. Los medios eran escasos, como el noventa por ciento de este tipo de metrajes (y seguirán siendo así, porque a falta de pan buenas son tortas). No fue nada fácil grabar en un pueblo perdido de Segovia en pleno Noviembre. Ese tipo de localizaciones que, incluso con dinero, son difíciles y engorrosas. Por suerte, la meteorología no nos impidió seguir el plan de rodaje, que ya de por sí era complicado: cuatro fines de semana. No completos, pero sí partidos a la mitad que aún así es peor. Largo como el solo. Tuvimos la suerte de tener en el equipo a un grandísimo Skatecam, y digo bien, porque Mike es especialista en grabar imágenes encima de su monopatín.

El cartel del cortometraje está calentito y anuncia que pronto será su estreno en Madrid.

Foto de "Los Manuscritos" - Proyecto Fénix

Cuando conocí a Tino Triviño vía Internet y empezó a hablarme del proyecto me quedé un poco frío y pensaba en qué carajo estaba metido este tipo. Después me mandó un guión titulado «los manuscritos» y me comentó que eso era un prólogo de algo más grande. En fin, si acaba siendo lo que él piensa, será fantástico, pero si no lo consigue a mí me ha servido para, de nuevo, conocer a grandes futuras promesas del cine y volver a ponerme detrás del visor de la cámara para grabar unos cuantos planos.

Si «Lala» fueron cinco días y «ocaso» varios fines de semana, el proyecto de Tino no se iba a quedar atrás y, al final, ha abarcado cinco fines de semana completos. La locura llevada a un cortometraje. Todo el rodaje estaba planteado en localizaciones de Toledo: Talavera, el castillo de Oropesa... La historia es la más osada en la que me he visto involucrado, ya que está ambientada en la edad media, con monjes, caballos, y un sinfín de personajes. Espero con ansia el estreno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres