Blogia
Gustavo Prieto

Mi Manchester#011

 

Ni soy supersticioso ni mucho menos me gustan los talismanes. Tampoco me gusta llevar cadenas, ni pulseras, ni nada por el estilo. No llevo fotos en papel. No llevo nada que no sea útil y use en el día a día. Todo lo que hay en mis maletas es ropa y el ordenador. Excepto el banderín del Real Valladolid.

Cuando llegué al piso que me alquiló Super Z, hice un avistamiento rápido de lo que era un lugar de estudiantes. Baño. Cocina. Para los que no me conozcan he de explicar que soy maniático del orden y de la limpieza. Creo que no llego a ser enfermizo ni obsesionado como Monica Geller en Friends, pero casi.

Hasta que conseguí lejía, ir al baño se convertía en un trabajo de pintor. Empapelaba todo con cuidado de no manchar nada. Esa era la idea y el objetivo: que yo no manchara con mi cuerpo nada de lo que tocara. No al revés. Porque si lo haces con la idea de que el propio baño no te toque a ti, al final la ley de Murphy se cumple. Así que el viaje astral que hice los primeros días fue como el de los astronautas en el Apolo XXIII.

Las mentes más cinéfilas también pueden recordar la película Trainspotting donde hay una escena en la que el protagonista entra en “el peor baño de toda Escocia”, pero tampoco fue para tanto. El apartamento tiene dos años y es posible que les visitara la señora lejía una vez ¿cada mes? No lo sé, pero por si acaso hice las presentaciones oportunas (aquí es “nice to meet you”) entre la señora lejía y el baño.

Después vino la cocina. La escena no fue muy dramática, excepto que parecía el suelo de una discoteca a las seis de la mañana. Todo fue correcto y la señora lejía hizo migas enseguida con la cocina hasta que abrí el frigorífico (momento de grito de mujer histérica).

Tuve una bofetada de olor a gato muerto. El ambiente era tan espeso que se palpaba. Si hubiera respirado aquel hedor un segundo más, hubiera empezado a tener visiones al otro lado de la nevera (como en los desiertos). Quizás Super Z me hubiera encontrado tirado en el suelo, ahogado en mi propio vómito de las náuseas... (qué bien me ha quedado el párrafo, pero tampoco fue para tanto).

No miento si digo que había tres cajas de leche que andaban de un lado a otro como auténticos zombis sin saber adónde ir, por lo que les acogí en mis brazos y les indiqué el camino del contenedor. Junto a otros envases que llevaban dando tumbos desde hacía más de un mes que habían caducado.

Después de todo ese calvario uno intena descansar, plantar el culo, moverlo de un lado a otro y hacer su sitio, pero no me dio tiempo, ya que llegó Super Z para darme la noticia de desalojo. Ahí me di cuenta de por qué no había funcionado aquel lugar.

Al abrir la maleta para empaquetar todo vi mi banderín del Pucela. El mismo que me había acompañado en mi vida desde que me lo regaló mi abuelo. Estuvo en mi cuarto de Valladolid y después en los de Madrid. Siempre había sido la ceremonia de apertura. La botella de champán descorchada. Antes de colocar los calcetines en el cajón, el banderín era lo primero.

Así que nada más llegar a esta nueva casa, he abierto la maleta y he colgado el banderín, que uno no es supersticioso, pero por si acaso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Gustavo -

Seguro que hay curro de lo tuyo, pero como bien dices, tienes que ponerte las pilas con el inglés.

Si realmente quieres venirte, aprovecha y vete a alguna academia o aprende por tu cuenta. Cuanto más vengas preparado, mejor.

Yo estoy buscando de todo, restaurantes, hoteles, etc... de momento, ninguna novedad. Apenas llevo una semana buscando.

Jas -

Yo deseando, pero tendría que ver si hay oportunidades de curro "de lo mío" allí... que supongo que sí... aunque ahora que lo pienso, ¿pa'qué?... si primero tengo que aprender inglés... jajaja.

¿De qué buscas curro?... avanza la cosa?...

Gustavo -

Normalmente la gente que no limpia, no te agradece tu esfuerzo. Me ha pasado y me seguirá pasando.

Al final me he acostumbrado a hacerlo en beneficio mío y ya está.

Jas, vente para manchester y alquilamos una casita con jardín. jajaj

Jas -

Y supongo que tus compañeros de piso "encantados" con que les hagas la limpieza, no?...

El caso es que creo que tu y yo haríamos buenas migas como compis de piso, creo que somos del mismo bando de la lejía y el orden.

Que sigan los post!

Abrazote!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres