Blogia
Gustavo Prieto

Mi Manchester #034

Es fácil saber si alguien se ha casado recientemente, ya que se les quedan las marcas en la cara de haber forzada la sonrisa durante casi veinticuatro horas. No me quiero ni imaginar cómo se le queda la cara a los novios de una boda islámica que dura cuatro días (aunque esto depende del dinero que tengan la familia).

Grabar una boda cristiana es un tanto aburrida, sobre todo cuando suelta la charla el cura (que te hace sentir culpable y no sabes por qué). Pero las bodas islámicas no tienen nada que ver. Para los novios sigue siendo el suplicio de ser los protagonistas y tener que estar sonriendo todo el rato, pero para los invitados es muy divertido. Las mujeres son las que mejor visten. Engalonadas con sus trajes de colores y sus brazos y manos decoradas con dibujos de henna.  

Los dos primeros días, llamado Mendhi, es la presentación del novio a la familia de la novia y el segundo es lo mismo, pero con la novia (En general, esto se hace en un día. Como he dicho, depende del dinero). Tras la llegada del protagonista, este se sienta junto a sus padres y unos familiares sujetan un pañuelo encima de ellos donde los invitados más tarde dejarán el dinero.
 
Antes de soltar el billete, que no baja de veinte pounds, le dan varias vueltas por encima de la cabeza del novio/novia. También forma parte del ritual huntarles con un palito un poco de henna en la mano (donde tienen una servilleta) y con un pincel le mojan el pelo (tras pasar todos los invitados haciendo lo mismo, termina con la cabeza empapada).
 
Después de este largo proceso es la hora de la comida (pollo al curry picante nunca falta) con refrescos y agua. Nada de alcohol. En el postre también es habitual arroz dulce o una receta con zanahorias y almendras (muy rico, por cierto). A diferencia de las bodas cristianas donde al finalizar la comida todo el mundo baila con la corbata en la cabeza (debido al alcohol), en este tipo de celebraciones bailan porque forma parte de la fiesta. Algunos invitados se han trabajado una coreografía al más puro estilo Bollywood y mueven su cuerpo delante de todo el mundo. Un espectáculo digno de ver.
 
Los dos primeros días la fiesta dura poco. Empiezan a las siete de la tarde y termina sobre las once. Tras un día de descanso, llega la gran boda y la segunda boda al día siguiente, que contaré en el siguiente post.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gustavo -

Hola Paloma, gracias por los piropos.

La foto es de una fuente que hay en el claustro de la catedral de Chester. Siempre me olvido de poner el título. jaja.

Chester es una pequeña ciudad cerca de Manchester, exactamente al sur, que merece la pena visitar, es preciosa. Además, nos hizo un día estupendo!

Gracias
Saludos

Paloma -

Hola quería preguntarte donde tomaste la foto.Sigo tus peripecias a traves de tu blog. Mi enhorabuena escribes muy bien.
Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres