Blogia
Gustavo Prieto

Mi Manchester #038

Foto "todo es posible". Birmingham, U.K.

 

Al cabo de ciertos años te das cuenta de que hay que cambiar ciertos hábitos a los que uno se ha aferrado siempre. Una de mis malas costumbres es no conciliar el sueño por pensar en algo del día siguiente. Pero soy incapaz, no he aprendido a despojarme de las preocupaciones, los nervios se apoderan de mi. No los controlo. Sigo intentándolo, pero no lo consigo.
 
Hace unos días esperaba dos respuestas. Una era que en el hotel me aceptaran la petición de trabajar a media jornada y, la otra, era que me confirmaran si la habitación donde quería mudarme quedaba libre. No hay ningún misterio. Todo se fue al garete.
 
Quería media jornada debido a que estoy saturado con el trabajo de las bodas, que solo se me aseguraba hasta diciembre. En ese momento, el jefe me dijo que lo tenia que pensar. Pasaron varios días y decidí hablar con la segunda jefa. Ella me dijo que tenia que hablarlo con el jefe. Bien, pensé, los dos lo saben, por lo que es una manera de insistirles a la vez, pero sin ser pesado. Tras mas de una semana de espera, la contestación fue que “piense en ello” (thinking about)... WTF???
 
O en castellano, ¿qué c...... tengo que pensar? Desde que empecé a trabajar con el fotógrafo he querido tener menos horas en el hotel, pero no me las han dado, primero porque fue un mes con muchas reservas y, segundo, porque mi jefa se fue por estrés. No había nada que pensar.
 
El otro asunto era la búsqueda de casa. Como cualquier ser humano en estas circunstancias se vuelve loco buscando anuncios, visitando casas y haciendo números. Aquí en Manchester no es para menos. El lado oscuro como ciudad universitaria es que hay un montón de casas para “estudiantes”. Los que somos profesionales, que nos califican como tal, tenemos que pagar “Council tax”. Dicho impuesto ronda las ochenta libras por mes para la casa, es decir, que si viven cuatro profesionales, se dividen y no es mucho. Para uno solo la renta le sube bastante.
Había encontrado una casa interesante, pero parece que alguien se me ha adelantado.
 
Tras este día de decepciones, Amir, el fotógrafo, me llamó por la noche para decirme: “tengo buenas noticias para ti. Un trabajo a full time. Puedes dejar el hotel”.
 
Todo esto fue hace una semana. Hoy he firmado dos papeles oficiales. La dimisión en el hotel y el contrato de mi nueva casa. Dos días completamente diferentes.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gustavo -

Gracias Paloma. Veremos a ver qué pasa en esta nueva aventura.

Paloma -

Congratulations¡¡¡¡and Good luck
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres