Blogia
Gustavo Prieto

Mis circunstancias

gustavoprieto.com

Emigro a mi web para seguir contando mis aventuras desde allí. Quien quiera seguirme estoy en gustavoprieto.com


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sabina me ha engañado

 

Madrid no baila el chotis.
Madrid ya no es castizo ni olé.
Madrid es un gato panzarriba.
Madrid te pone la zancadilla.
Madrid te torea por Montera.
Madrid te lleva a medio cielo.
Madrid es una villana.
Madrid tiene una movida pasada de moda.
Madrid ni austrias ni malasañas. Tabacalera.
Madrid contamina.
Madrid te adelanta por la derecha.
Madrid escucha voces apagadas.
Madrid otoñal. Luz que ciega.
Madrid heroína.
Madrid te sumerge, te ahoga, quema, curte, desgarra.
Madrid por momentos. Por instantes. Ahora y siempre.
Madrid es mucho Madrid.
Madrid maldito Madrid.
 
Hasta luego Madrid.

 

Malestar.org

 

Malestar.org no es un partido político ni un sindicato. Somos ciudadanos que nos quejamos. Estamos perdiendo nuestros derechos y es hora de movilizarse. Cada viernes hay manifestaciones en todas las ciudades de España. Corre la voz. Hazte oír.

 


Tarjeta Sanitaria Europea

Me voy a Manchester en menos de una semana y un simple trámite se complica por querer ser legal y seguir los trámites burocráticos españoles. Esto me acaba de ocurrir en Madrid.

Como me voy del país tengo que solicitar la tarjeta sanitaria europea (al menos es lo que dice la gente, ¡que la necesito!), por lo que fui a pedirla. ¡Suenan las alarmas! Mi caso es «especial» porque voy a cobrar subsidio (el paro de toda la vida). Me queda un mes y diez días (el suficiente apoyo como para hacer el traslado a otro país), por lo que me dicen que tengo que solicitar en el INEM (ahora llamado «servicio público de empleo estatal») un permiso de traslado.

En ese mismo día me acerco al INEM ¡¡Suenan las alarmas!! Para solicitar dicho papel necesito pedir una cita previa por Internet o por teléfono. Lo hago por Internet y me dan cita para dos días después.

Llega el día y voy al INEM que me corresponde ¡¡ALARMA!! Tengo que ir a otro edificio que está a la otra punta de la ciudad, ya que solo aquí hacen este trámite (para los madrileños: Calle Costa Rica, 30). Este edificio es un tanto surrealista porque tengo que coger un papel, rellenarlo e ir a un edificio anexo para registrar dicho papel. (Este informe indica el día que te vas de España. Una especie de solicitud para que la seguridad social sepa que te vas). Lo primero que me dicen es que no me lo hacen en el momento. ¡Alarma!

¿Tengo que volver otro día para que me acepten este papel? Por suerte no. A pesar de que la señora de seguridad niega con la cabeza mientras se atusa el pelo y me insiste en que no me lo hacen en el momento, llama al personal «cualificado» y le dicen que sí, que puedo subir a hacer el trámite. El señor «cualificado» básicamente me explica que nada más llegar al país tengo que ir al INEM de allí para declarar que estoy cobrando subsidio (Esto va a ser un show cuando lo haga en Manchester) y que a partir de ese día se hacen cargo ellos, o sea, mi seguridad social se pone en manos de los ingleses y solo tengo ¡una semana! para realizar dicho trámite, si no, pierdo el subsidio.

No contento con eso he tenido que rellenar otro papel para solicitar mi cotización española por si la necesitan los ingleses, insisto en lo de «por si la necesitan» (Os recuerdo que los papeles están en el otro edificio, por lo que he tenido que volver a donde estaba para registrarlo. Esto es kafkiano. Tienen una mesa con 3 tipos de papeles que podría estar donde se hacen los registros, pero no. Te hacen pasear de un lado a otro por alguna razón que no alcanzo a entender).

El papel en cuestión se llama 301 (¡¡los tres documentos se llaman 301!!, pero con diferente resultado ¿?). En el registro me dicen que para solicitar el informe de cotización necesito el «certificado de empresa» (lógicamente no lo tengo), por lo que tenemos la siguiente conversación:

—SEÑOR «CUALIFICADO»: Te falta el certificado de empresa.

—YO: Claro, es que nadie me ha explicado que tenía que traerlo, solo quería la tarjeta sanitaria europea...

—SEÑOR: Te lo solicitarán por correo lo que te falta.

—YO: Entonces me lo puedo llevar a casa y os lo envío por correo con todos los papeles que me faltan.

—SEÑOR: Ya que estás aquí, lo registramos.

Resultado: Ellos me van a enviar una carta para pedirme lo que yo ya sé que tengo que enviar y si todo funciona bien, me enviarán a casa (la de mis padres) el papel con la cotización «por si» los ingleses me lo piden. Que si es así, mi familia me lo tendrá que enviar a mi casa inglesa.

Esta es la primera parte, la segunda es en Manchester (en inglés). Me descojono.

"Lala" a los Goya 2010

Nominado el cortometraje de ficción "Lala" en los Goya 2010. ¿No lo has visto aún?:

http://www.youtube.com/profile?gl=ES&user=quieneslala

ARTE JOVEN CASTILLA Y LEÓN

 

Ya es oficial. L’amour ha recibido el 1º premio de cortometrajes de Arte joven Castilla y León 2009. Es el décimo premio y el más gratificante, económicamente hablando claro. L’amour ha recorrido más de sesenta festivales por territorio nacional. 

Pero no solo los premios terminan ahí, ya que también he recibido el 1º premio de narrativa por el cuento «Maniquíes». Sé que es una frase manida, pero siempre quise decirla: «¡Me encanta vivir del cuento!». A ver si esto da un empujón a mi nueva novela.

Para que esta noticia no sea tan narcisista, os dejo el enlace para ver «Lala» el último cortometraje de Esteban Crespo. 

Un final de año redondo. 

¡Feliz 2010!

 

¡¡EXTRA!! ¡¡EXTRA!!

 

«Fábrica de Muñecas», nuevo cortometraje en el que he trabajado como primer ayudante de dirección y en el que me he desgañitado para lograr terminarlo a tiempo. Arropado por un gran equipo que ha estudiado, o sigue en ello, de la ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid) el cortometraje que más imprevistos hemos vivido in situ y en el que por suerte no se ha parecido a la malograda película-documental «Lost in La Mancha». Sin duda una gran experiencia y esperemos que un el resultado final se digno de nuestro esfuerzo.

Por otra parte, ya se puede adquirir en la web www.editorialcirculorojo.com el libro donde aparece mi cuento «Maniquíes» publicado. Quince eurillos de nada.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡Felicidades!

Vaya, vaya, vaya… hoy es mi cumpleaños, y cada vez más cerca de la crisis de los treinta. Mi cana ya me lo advertía a los veinte, que esto del tiempo no perdona, que pasa, tarde o temprano todo pasa. Lo bueno y lo malo, así que para qué tomarse todo esto en serio.

Por eso ayer tampoco me tomé en serio lo bien que me lo había pasado durante la grabación de mi cuarto cortometraje, de la gente que conocí, de la toma uno y la toma siete, de que nos quedábamos sin luz o que, de nuevo, algo fallaba. Al final todo salió adelante. Esta carrera profesional va paralela a la edad y uno avanza en sus pequeños proyectos al igual que las canas. Podría decir que tengo cuatro canas profesionalmente hablando.

Sigo sin tomármelo en serio, y menos al levantarme con una hora menos, una tos catatónica y con agujetas del día anterior. Cualquiera que no me conoce, y los que me conocen también, pensarían que la fiesta de fin de rodaje fue ayer, pero no. Ayer acabé desfallecido después de estar sufriendo toda la semana para que no lloviese, y no lo hizo, sino todo lo contrario, nos hizo un sol de justicia. Supongo que alguno puso más velas de las debidas. Pero nos las arreglamos bien, acabamos antes de tiempo y mi primer regalo lo tengo en formato digital encima de la mesa.

Mientras tanto, recopilo el día que desglosé el guión y me propuse embarcarme en otra locura más, con cinco niños alrededor y, más tarde, una mujer invidente. Un viaje complicado que he salido airoso ante las trabas de cada día. Todo ha pasado muy rápido. En ningún momento pensé realizar otro cortometraje tan pronto. Tenía miedo, ya que no conocía a nadie en esta nueva ciudad, pero qué demonios, Madrid me ha demostrado que la palabra ultraísta va ligada a sus pies, y he formado un grupo de trabajo fetén.

Y ahora vienen los mensajes desde mi tierra, las llamadas de añoranza, el por qué y el cuando, y uno no sabe explicar ni lo el por qué ni el cuando, tampoco llega a expresar la mirada y el sentimiento que uno tiene hacia el primer regalo, no hace llegar lo que siente al tenerlo entre manos, y por eso las palabras se quedan huecas. Pero insisto en que llegarán las respuestas, mientras tanto pongo fecha y hora para asegurar que iré a celebrarlo con la familia y los amigos. Para olvidar las canas, también las profesionales, y pensar que… eso también pasará.

 

Septiembre

Llega septiembre y los spot de colecciones nos avasallan con gratuidad, que no con gratitud, nuestra cándida mente que todavía descansa en rocosas y verdes montañas o en las terrazas del paseo marítimo. Es el mes del reciclaje. Del cambio. De las nuevas temporadas en nuestras series favoritas. Diría que es tiempo de comprar los libros escolares, pero no es mi caso. Además, fui un alumno con libros usados por mi hermana, que en muchas ocasiones tenía las respuestas hechas, y apenas pude disfrutar de ese hipnótico olor a nuevo que desprenden la retahíla de páginas a estrenar, y que con tanta fuerza se cogen al principio de curso… En mi caso estrenaré tarde o temprano la nueva página Web:

www.gustavoprieto.com

Tan solo será un cambio de cara para mi segundo año en Madrid. Ays… dicen que es el más difícil, ya que has cogido rutina y lo que antes, por venir de una ciudad pequeña, te suponía fantástico, ahora te parece aburrido. Por mí parte creo que tengo muchos sitios por descubrir y asombrarme, porque la capital es lo que tiene, que es muy grande cuando uno tiene ansias de conocer cualquier rincón.

En el próximo mes avanzaré los nuevos proyectos y pondré algún enlace para que podáis ver un spot que hice para www.escorto.es o del videoclip de www.hilariocamacho.com.

 

Hilario Camacho en lagrabación del videoclip (Abril 2006)

 

Para los que no lo sepáis, Hilario Camacho era un cantautor madrileño que surgió por los años setenta y que con su “Madrid amanece” encandiló a una generación que todavía tenía que luchar por la transición. Durante muchos años se mantuvo al margen de la fama, pero continuó con su labor componiendo con grandes artistas como Sabina o iluminando las pulcras mentes infantiles con la archiconocida canción “David” de la serie de dibujos animados “David el gnomo” que se retransmitía en el ente público por los años ochenta.

En septiembre, como decía, mes de renovación para todos, quiso lanzar un disco recopilatorio de su larga carrera compilando los mejores temas titulado “Una mirada diferente” junto a un videoclip de la canción “No hay nada que hacer”, en el cual trabajé el guión y la grabación que hicimos en la SGAE. Pero el destino se tornó en desgracia el pasado 16 de agosto al quedarnos boquiabiertos ante el repentino fallecimiento del carismático cantautor. Desde este humilde rincón un fuerte abrazo allá donde estés.

Cambiando de tercio radicalmente, os comunico que “Making up”, cortometraje de un servidor, ha sido subvencionado con dinero del contribuyente castellano leonés para bien de la cultura de este país. Pronto más noticias al respecto.

 

Sensaciones

 


Encontrar sensaciones en este mundo tan hostil, aunque no lo creas, es fácil. No hay nada como asomarse a lo más cercano que tengas al lado, al que te roza, al que te mira, al que te cuenta un secreto al oído. Es mejor no pararse a pensar en ello porque lo sientes en cuanto lo tienes en frente de ti. No hay que aprender en ninguna escuela exótica ni hacer extrañas posturas con las piernas retorcidas mientras fumas aromas de alguna planta medicinal de las montañas de Katmandu. En la vida hay que jugar y no creerse nada, la vida está aquí para asirla y apretarse a ella, así es como se puede tener grandes sensaciones, pero no nos engañemos, los mejores momentos no los encuentras por mucho que lo intentes en tus búsquedas parroquiales o bajo los efectos psicotrópicos de alguna sustancia traída del Marrakech. En ocasiones, las sensaciones te vienen de otra vida, como me ha pasado a mí. La otra vida eres tu. El hecho de pensar que iba a ser Tío y, a la par, Padrino “extraoficial” me ha hecho tener nuevas sensaciones. Y mira que los niños y yo... no somos muy compatibles, bueno, quizás nadie lo es, ni quiere, pero eso no impide tener sensaciones. Ya no importa si acaba bien esta carta, ni el guión que tengo a medias, se me olvidó por completo aquella mirada que me turbó en el reflejo del metro, y es posible que no llame a esa chica (bueno, sin pasarse). Ahora sí que me tienes enraizado y ya no podré escapar. ¡Qué cabrón! Yo aspiraba a una vida de olvidos y penas, de lágrimas y estupores, de esperas en aeropuertos desconocidos y hostales de mala muerte, vagabundear por el mundo mandando una mísera postal a la familia mientras acababa la última botella de whisky barato... porque había dejado de creer en las sensaciones. Pero me has chafado el sueño bohemio. Ahora me has hecho madurar (?), me has quitado la venda de los ojos (y también la cuenta corriente), ahora me has tatuado para siempre un hogar al que mirar, e incluso trasnochar. Pendiente, maldito, del teléfono para oírte crecer e ir corriendo a comprarme un ida/ vuelta del autobús más cercano para verte como te vales por ti mismo y logras tener las mismas sensaciones que he conocido yo. Tengo la suerte de ser tu Padrino “extraoficial”. Como dice tu padre, un Padrino ateo, pero no por ello con menos funciones que el resto. No creas que la distancia mella en la memoria y menos en estos tiempos que corren donde es más fácil comunicarse con alguien lejano que con el que tienes al lado. Sientan bien las distancias, de vez en cuando, porque el reencuentro es mucho más extraordinario, pero hay que tenerlo para dejarte llevar por las sensaciones que vibran y palpitan sudorosas con ansias arraigadas. Quizás sea una de mis excusas baratas para disculparme por mi ausencia, justificarte el por qué de mis regalos con una carta firmada con ahínco y verborrea barata. Pero forma parte de mí. Espero que me perdones no poderte enseñar a montar en bicicleta, ni ponerme de portero mientras rematas ese balón de reglamento que te regale. Intentaré solventarlo, prepararé un plan que sólo sepamos tu y yo, porque, al fin y al cabo, todo esto forma parte de esa espiral de sensaciones que necesito vivir, y que parecían marchitadas en algún rincón perdido y solitario de Madrid, que han vuelto a tener luz propia desde que oí ese minúsculo llanto que provenía del fondo de la cuna. Tenerte en mis brazos ha sido el mayor placer de mi vida. Bienvenido al mundo de las sensaciones.

A Marcos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Estreno Fiestas taurinas. Siglo XXI

Estreno Fiestas taurinas. Siglo XXI Apenas quedan 4 días para el estreno. El lunes 14 y nada más y nada menos que en el Salón de Actos de Caja España, exactamente el de la Plaza España. Hablo de mi city, Valladolid. Todavía no me lo puedo creer pero al final me financiaron 200 carteles, la mitad de ellos les he repartido por bares, universidades, etc... pero ha debido de gustar mucho porque a los dos días, en varios bares, habían desaparecido. Creo que para bien o para mal el tema acojona a muchos. Parece un tema tabú cuando constantemente es actualidad, aunque la gente quiera hacer oídos sordos. La declaración de Barcelona como ciudad antitaurina es un claro paradigma de lo que sucede hoy día en España: Hay gente, no tan minoritaria, que no está de acuerdo con que se conozca a España como "el país de los toros y las sevillanas". Pues bien, ahí está mi documental, para darles voz a todos: a los que aman sin concesiones este rito y a los que creen en una cultura sin tortura. En el corto no hay narración, no sería justo, yo hago de mediador, de via de comunicación al espectador. He dicho siempre que sería objetivo, pero no nos engañemos, es imposible. Aún así, insisto: lo he intentado.

Durante toda la semana he estado liado con la publicidad, al final me harán dos entrevistas en canal 29 (televisión regional de Castilla y león) y, también, en Radio Punto. No me puedo quejar, no pensé que iba a dar tanto de sí el documental, si me lo hubieran dicho antes de empezar...buff No tenía ni idea de cómo iba a hacer el documental, sólo tenía: la idea, la cámara doméstica y a mí mismo. ¡Ah! También ha sido subvencionado por la Junta de Castilla y León. Aunque todavía no he recibido el $$.

El cartel tampoco es tan polémico. Creo.

Sueño

En una casa vieja hay dos patrones, dos señores mayores, se sientan en una esquina de una habitación, tienen armas que esconden, en la otra esquina hay una chica con un niño y un chico, todo tiene un carácter rural y pobre. Para que los chicos no vieran lo que iba a suceder yo hago una pantalla con unas mantas y sillas delante de ellos. Tengo la sensación que quieren matar al chico, la chica lo sabe.
Estoy viendo una supuesta película de Buñuel en la que hay una historia surrealista, es una plaza de toros con planos sutiles y un torero que se monta en un caballo y se desmonta marcha atrás. Discuten atrás de mí y mando callar. Hablo con alguien respecto a hacer un cortometraje con el titulo "los sueños de Buñuel", ella confirma alegremente lo acertado que he estado.
Estoy en una habitación vieja, hay un armario y un chico intenta quitar unos clavos que hay justo encima del armario y debajo de una percha de madera que esta apunto de caerse. Llega Isaac (jefe de informativos de TVE) observando la situación, señala la percha, la echaba de menos, luego dice que habría que hacer una reforma o algo, todo está muy viejo. Cuando se va, comento al chico que está en un patio grande que podríamos pintar y arreglar eso entre todos, pero que seguro que si se lo comentaba a los demás me iban a mandar a la mierda. El chico me da la razón, miramos a un lado del patio que hay unas escaleras que llevan a mi habitación, parece enorme, paredes blancas y con pintura que se cae. Pero hay más edificio que continúa a mi habitación pero nadie sabe que hay. Le digo al chico, con tensión que si alguien ha ido más allá de mi habitación. Le propongo ir por la noche. Se lo voy a comentar a una chica, me gusta y no se si parece que la quiero comentar eso o quiero ligar. Está tendiendo la ropa, disimulo cuando pasa una mujer que va a colgar unas sábanas, Onésimo (compañero de TVE) la corteja pero yo me oculta para que no me vea. Aparece unas mujeres que llevan una camilla de madera con una mujer muerta. Todas van de negro, una se queja porque odia los muertos, y huele mal. Otra, la que va primera tira de la camilla y manda callar. Es una tradición llevar al muerto a un sitio que desconozco. Van hacia mi habitación, yo me adelanto y antes de entrar, veo un hilo de telaraña, la pequeña araña se sube yo la sigo con la mirada y en el techo hay una araña del tamaño de mi cabeza, acojonado me caiga hacia atrás y al apoyarme con el brazo derecho pillo una tercera telaraña y esta vez la araña la tengo en el brazo.

(me despierto)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres